NOTICIAS

Aliado inseparable

Publicado el 31-12-2018

La Unidad Canina del Servicio Nacional Aeronaval es una unidad adscrita a la Dirección Nacional de Inteligencia, que cumple funciones como una segunda línea operativa. Este aliado incondicional se ha convertido en una pieza fundamental en las misiones desarrolladas por los Aeronavales en todo el territorio nacional.

El guía y el perro, conocidos también como Binomios Caninos K9, como auxiliares de la labor Aeronaval, apoyan directamente en el alcance de los objetivos institucionales en contra del tráfico de sustancias ilícitas y el terrorismo.

Estos binomios son altamente capacitados y entrenados a nivel nacional e internacional, con el apoyo de otras fuerzas homólogas en la Detección de Sustancias: Narcóticas, Divisas y Explosivos.

De igual manera están estrechamente ligados en contribuir con ese acercamiento que nuestra institución ejerce día a día con nuestras comunidades en áreas urbanas y rurales.

Este equipo de hombres y canes, gracias a un duro entrenamiento que comienza desde que los canes son cachorros  poco a poco han logrado realizar una gran variedad de actividades fundamentales para  las funciones del Servicio Nacional Aeronaval.

La Unidad Canina del SENAN, la cual se mantiene en constante crecimiento, basado en objetivos institucionales fundamentales y específicos entre ellos detección de divisas narcóticos y explosivos, intervención donde los canes pueden ser empleados para maniobras de protección y seguridad, rastro y localización de delincuentes y/o polizontes y también misiones de rescate donde estos canes son entrenados para la búsqueda y localización de personas vivas, extraviadas en alta montaña o escombros después de una catástrofe y en otros casos para la localización de restos humanos.

Un aliado inseparable que se ha convertido en un amigo importante, de gran ayuda en las tareas, haciendo posible el fortalecimiento de las capacidades de los Aeronavales, y estrechando el vinculo de fidelidad, lealtad, aquel que no hace preguntas, sino que confía en su compañero de trabajo porque sabe que en la misión debe cuidar de él, entregando además de su habilidad y destreza la sagrada conexión que se establece entre ellos: servir.

Dios, Patria y Honor.